Crême Brûlée

img_9229

 

La originalidad de este gran clásico del sudoeste francés está muy discutida por aquellos que opinan que se trata en realidad de una crema catalana, aunque son postres distintos y decir que la crême es catalana, es como decir que la crema catalana no es más que una crema pastelera…Lo más probable es que ambas sean una evolución de las clásicas natillas, que ya existían en la República romana varios siglos antes de Cristo.

Los orígenes de la versión francesa se sitúan a finales del siglo XVII, cuando aparece por mencionada por primera vez en el libro de cocina Le cuisinier royal et bourgeois, publicado en 1691, por François Massialot, cocinero de Felipe I de Orlèans, hermano del rey Luis XIV de Francia. La catalana aparece en recetarios medievales catalanes(Llibre de Sent Soví-siglo XIV- y Llibre del Coch -siglo XVI).

le_cuisinier_roial_et_bourgeois_-massialot_francois_bpt6k108571q

La principal diferencia entre ambas es que la crema catalana se espesa con huevo y almidón de maíz, y la crème brûlée se realiza con crema de leche y huevos, y se cocina a baño María en el horno. En común tienen la característica costra crocante en la superficie que se logra espolvoreando azúcar y quemándola con un soplete de cocina o una pala de hierro que se calienta al rojo vivo.

Ingredientes

  • 6 yemas de huevo
  • 3 o 4 cucharadas de azúcar
  • 1 vaina de vainilla o 1/4 cucharadita de extracto o esencia natural de vainilla
  • 600 mililitros de crema de leche o nata líquida
  •  4 cucharadas de azúcar moreno

Procedimiento

Precalentamos el horno a 140 ºC (284 ºF).

Vertemos las yemas y el azúcar en una fuente grande y batimos con una cuchara de madera hasta que tengamos una crema blanca y cremosa. No es recomendable usar una batidora eléctrica o unas varillas porque queremos evitar añadir aire a la crema, ya que saldrían agujeros en la misma durante la cocción.

Abrimos la vaina de vainilla y sacamos las semillas con la punta de un cuchillo. Las echamos en una olla y añadimos la crema de leche (o nata líquida). Calentamos a fuego lento y sin que llegue a hervir.

Cuando la nata esté caliente, la añadimos despacio sobre la mezcla de las yemas sin para de remover con la cuchara de madera para evitar que salgan grumos al cocerse el huevo.

Dividimos la mezcla entre 6 ramekines  de unos 11 cm de diámetro. Colocamos éstos dentro de una bandeja de horno y añadimos agua hirviendo hasta que alcance la mitad de la altura de los moldes.

Horneamos durante 40 – 50 minutos, hasta que la crema haya cuajado. Retiramos los moldes del baño maría, dejamos que se enfríen por completo, los cubrimos y refrigeramos durante 12 horas.

Unos minutos antes de servirlos, sacamos las cremas de la nevera y las espolvoreamos con el azúcar moreno y quemamos hasta que se haga un caramelo dorado. Servir inmediatamente.

Si no tenemos un soplete o un hierro para quemar la crema, podemos calentar el grill del horno a la temperatura máxima y dejar caramelizar el azúcar durante unos minutos.

 

Fuente: Les Bonnes Recettes de nos Grands-Mères

 

 

Advertisements

5 thoughts on “Crême Brûlée

OK, let's talk

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s