Falafel

P1120076

La receta de hoy es muy fácil de hacer y está deliciosa. ¡Además es vegana! Espero que os animéis a hacerla en casa, porque los falafel que venden por ahí no tienen punto de comparación con estos. Os lo prometo.

La receta es de un libro muy recomendable llamado Jerusalem. Un must de la cocina actual.

Ingredientes

  • 250 g de garbanzos secos (se pueden usar garbanzos de bote)
  • 1/2 cebolla mediana, finamente picada
  • 1 diente de ajo machacado
  • 1 cucharada de perejil finamente picado
  • 2 cucharadas de cilantro finamente picado
  • 1/4 cucharadita de pimienta de cayena
  • 1/2 cucharadita de comino molido
  • 1/2 cucharadita de cilantro molido
  • 1/4 cucharadita de cardamomo molido
  • 1/2 cucharadita de polvo de hornear
  • 3 cucharadas de agua
  • 1 1/2 cucharadas de harina
  • Aceite de girasol suficiente, para freír
  • 1/2 cucharadita de semillas de sésamo, para rebozar (opcional)
  • Sal

P1120077

Procedimiento

Si usamos garbanzos secos, los ponemos en remojo la noche anterior. De lo contrario, los enjuagamos y escurrimos bien.

Al día siguiente, escurrimos los garbanzos y mezclamos con la cebolla, el ajo, el perejil y el cilantro.

Ponemos la mezcla de garbanzos en un procesador de alimentos (o una picadora de carne) y trituramos la mezcla por partes, unos 30-40 segundos cada vez hasta que esté bien picadita, pero no demasiado blanda o pastosa.

Una vez picada, agregamos las especias, polvo de hornear, 3/4 cucharadita de sal, harina y agua.

Mezclamos bien con la mano hasta que quede suave. Cubrimos la mezcla y la metemos en la nevera durante al menos 1 hora o hasta que vayamos a usarla.

Echamos aceite en una cacerola mediana, de fondo grueso, suficiente para cubrir los falafel. Lo ideal sería que el aceite esté a 350 ° F / 180 ° C.

Con las manos húmedas, formamos las bolitas con 1 cucharada de la mezcla (apretando con la palma de las manos para formar una hamburguesa o una bola del tamaño de una nuez pequeña. También podemos usar un cuchara de servir helado húmeda).

Rebosamos con las semillas de sésamo (si se utilizan) y freímos en lotes de 3 o 4 unidades durante 3 a 4 minutos, hasta que estén cocidas y doraditas. La ventaja de usar garbanzos ya cocidos es que el tiempo de cocción es más corto.

Para asegurarnos de que el falafel tiene la consistencia adecuada y el aceite está a la temperatura correcta, hacemos una bola y la echamos en la olla, si se fríe bien, sin deshacerse, está perfecta. Pero si se empieza a romper, es aconsejable añadir un poco más de harina a la mezcla (pero no demasiado) y moderar la temperatura del aceite.

Escurrimos sobre papel de cocina y servimos caliente.

¡Que aproveche!

Rinde unas 20 bolitas

Receta del libro Jerusalén escrito por Yotam Ottolenghi y Sami Tamimi

3 thoughts on “Falafel

OK, let's talk

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s