Huesos de Santo

P1100624

¡Feliz Halloween!

Aprovecho que los niños se han ido por ahí con su padre a pedir caramelos para escribir un post cortito que me sirva para hoy y para mañana, día de Todos los Santos.

En Madrid se acostumbra a hacer estos deliciosos dulces en esta época, coincidiendo con la cosecha de almendra. Este postre toma su nombre de su aspecto, similar al de un hueso con su tuétano.

El uso del mazapán, elaborado con almendra molida, denota su influencia árabe consecuencia de la ocupación musulmana de la Península Ibérica entre 711 y 1492. Sin embargo, la primera mención de este postre data de 1611 en un libro llamado el arte de cocina de Francisco Martínez Montiño.

Aunque tradicionalmente se suelen rellenar con dulce de yema, existen hoy en día una amplia variedad de sabores y rellenos, incluyendo el chocolate, el coco o el yogur. Pero decidí seguir con la tradición. Así que aquí están los Huesos de Santo, espero que os gusten.

P1100622

Ingredientes

Mazapán

  • 250 g de almendras molidas
  • 200 g de azúcar
  • 100 ml de agua
  • Ralladura de un limón

Dulce de yema

  • 4 yemas de huevo
  • 100 g de azúcar
  • 50 ml de agua

Glaseado

  • 200 g de azúcar glas
  • 4 cucharadas de agua (aproximadamente) o una combinación de agua y zumo de limón

Procedimiento

Vamos a empezar por hacer el relleno. Separamos las yemas y las ponemos en un recipiente resistente al calor, las batimos ligeramente.

Mezclamos el azúcar y el agua en una cacerola y llevamos a ebullición. Cuando el almíbar llegue al punto de hebra fina (223-235 º F o 106 a 112 ° C), lo vertemos sobre las yemas, revolviendo constantemente para evitar que cuajen.P1100619

Ahora colocamos el recipiente al baño maría y seguimos batiendo hasta que espese (20/25 minutos). Dejamos enfriar.

Para hacer el mazapán, empezamos haciendo un almíbar con el agua y el azúcar. En cuanto empiece a hervir y el azúcar se haya disuelto, retiramos del fuego e incorporamos  las almendras molidas y la ralladura de limón. Mezclamos bien y lo volcamos sobre nuestra superficie de trabajo, previamente espolvoreada con azúcar glas. Cuando esté lo suficientemente fría para trabajarla, amasamos hasta que esté lisa. Dejemos reposar por una hora más o menos.

Estiramos el mazapán sobre una superficie  espolvoreada con azúcar glas o entre dos trozos de film plástico. El mazapán tiene que quedar fino, pero no demasiado o se romperá cuando lo enrollemos (3 mm es un buen espesor).

Hacemos marcas longitudinales, con una brocheta. Cortamos unas tiras con un cuchillo o un cortador de pizza, de unos 5-6 cm de ancho (2 pulgadas).

Podemos usar el mango de una cuchara de madera para hacer los rollos o cualquier otro utensilio similar.

Enrollamos la tira de mazapán alrededor del mango y cortamos. Aplicamos un poco de presión para asegurarnos de que se cierra y lo deslizamos fuera. Dejamos que los huesos se sequen durante unos 45 minutos más o menos.

Probablemente no vayamos a usar todo el mazapán en esta receta, la cantidad de relleno será suficiente para unos 20-24 huesos. Así que podemos guardar el resto para más adelante.

Ahora colocamos el dulce de yema en una manga pastelera y rellenamos los cilindros.

Preparamos el glaseado y sumergimos los rollos en el mismo, los vamos colocando sobre una rejilla de alambre (mejor ponemos algo ahí abajo porque van a gotear) y dejamos que se sequen completamente antes de servir.

¡Que aproveche!

2 thoughts on “Huesos de Santo

OK, let's talk

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s