Macarons Rosa

En mi último viaje a París el mes pasado compré una copia del hermoso libro Sucré de Ladurée y

Una joya de libro
Una joya de libro

éste me inspiró a reanudar mi búsqueda del macaron casero perfecto. El único problema es que el libro contiene recetas para hacer 50 piezas ¡y eso son 100 conchas!. Pero aún así voy a intentar algunas de sus recetas y espero poder subir unas cuantas a mi blog.

La semana pasada fue el cumpleaños de mi suegra y pensé en hacer una tarta de cumpleaños para ella, pero como a ella también le gusta cocinar quiso hacer ella la tarta para soplar las velas el domingo. De todas formas me apetecía hacer algo especial para marcar la fecha, así que le hice unos macarons.

Ella es francesa, así que estaba segura de que le gustarían y los hice rosa porque Octubre es el Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama y el rosa se ha convertido, gracias al pink ribbon, en un símbolo de esta lucha.

Los macarons quedaron fantásticos y desaparecieron enseguida. Aquí os dejo la receta.

Macarons de frambuesa y mascarpone

P1100608

Rinde unos 30 macarons

Ingredientes

  • 3 claras de huevo (de huevos grandes), envejecidas (separadas al menos 24 horas de antelación y reservadas en la nevera)
  • 210 g de azúcar glas
  • 125 g de almendra molida
  • 30 g de azúcar normal
  • Mermelada de frambuesa de buena calidad
  • Queso mascarpone

Procedimiento

El primer paso es separar los huevos unos días antes de hacer los macarons, ponemos las claras en un recipiente hermético y limpio y las llevamos a la nevera durante al menos 24 horas (hasta 5 días).

La mañana del día en que vayamos a hacer los macarons sacamos las claras de huevo de la nevera y las dejamos a temperatura ambiente durante varias horas.

Cómo hacer las galletas:P1100611

Pesamos el azúcar glas y la almendra molida y los ponemos en el procesador de alimentos. Trituramos finamente por un minuto o dos. Raspamos los lados y el fondo de la taza, y procesamos de nuevo por un minuto más.

Luego tamizamos para eliminar los trozos más grandes y asegurar una masa suave. Reservamos.

Ponemos las claras de huevo en un bol y batimos a velocidad media / alta. Cuando empiecen a ponerse blancas y las varillas dejan marcas sobre ellas, añadimos una cucharada de azúcar.

Seguimos batiendo y añadimos el resto del azúcar poco a poco. Subimos la velocidad y batimos hasta que las claras estén bien montadas y tengan un aspecto cremoso pero firme.

Si deseamos darles color, ahora es el momento de hacerlo. Yo añadí un poco de gel color rosa. El color de las claras debe ser al menos tan intenso como deseemos que el macaron final sea. Así que depende de vosotros). Mezclamos suavemente con una espátula y con movimientos envolventes hasta que el color se haya incorporado de manera uniforme.

Con el mismo movimiento envolvente iremos incorporando los ingredientes secos añadiéndolos poco a poco.

Cuando la masa esté mezclada uniformemente tendrá un aspecto brillante y cremoso.

Preparamos las bandejas de horno, colocando dos bandejas juntas y poniendo un trozo de papel de horno encima.

2013-10-20 14.55.10Ponemos una boquilla redonda a una bolsa pastelera y la llenamos con la masa. Hacemos los macarons sobre la bandeja, asegurándonos de que tengan más o menos el mismo tamaño y forma para luego poder emparejarlas. En mi post de macarons de chocolate blanco y frambuesa tenéis un patrón para colocar debajo del papel.

Después dejamos reposar los macarons a temperatura ambiente durante al menos 20 minutos.

También es el momento de precalentar el horno. La temperatura adecuada ronda los 135-150ºC (275-300ºF), pero la correcta dependerá de cada horno. Yo dejé los míos a 140 durante 14 minutos aproximadamente, pero a partir del minuto 12 hay que estar pendiente.

Cuando estén listos, sacamos la bandeja del horno y los dejamos enfriar sobre una rejilla. Y cuando esté frescos, podremos pasar a rellenarlos.

Como he dicho antes, el relleno de éstos es una combinación de mermelada de frambuesa y queso mascarpone. En primer lugar calenté la mermelada y la batí hasta obtener una consistencia similar a un coulis, luego la dejé refrescar y añadí el queso mascarpone. Si parece que empieza como a cortarse lo mezclaremos con las varillas durante unos segundos hasta que quede cremoso. Luego rellenamos una mana pastelera y rellenamos los macarons.

En esta ocasión seguí la receta y consejos de foodnouveau.com. Un gran sitio web. Lo que más me gustó fue que las conchas quedaron justo con el color rosa que quería, sin manchas oscuras; lo que no me gustó fue que quedaron un poco altas para mi gusto y un poco granulosas, pero eso fue probablemente porque no mezclé la mezcla suficientemente. También me pareció que quedaron muy dulces.  Por lo general, la proporción entre el azúcar glas y la almendra es más equilibrada. Por ejemplo, Ladurée utiliza una proporción de 275/250 de almendras y azúcar y en esta receta es de 125/210. Pero eso se puede arreglar con un relleno más ácido.

¡Que aproveche!

Esta foto me encanta
Esta foto me encanta

4 thoughts on “Macarons Rosa

OK, let's talk

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s