Tarta Red Velvet

P1100574

Sí, ya sé que todavía queda un montón para Halloween, pero estoy empezando a hornear unos cuantos productos para ir calentando motores y atraer clientes. Mientras tanto, mi familia se aprovecha y come sin parar galletas, pasteles y cupcakes. Soy una madre terrible, lo sé, pero trato de darles de comer también verduras y frutas para compensar😉

Para este pastel me gustó la idea del red velvet por su color rojo, queda genial debajo de todas esas tumbas. Lo hice muy pequeño porque sólo era para hacer fotos para mi web. Pero os puedo decir que es delicioso, jugoso y esponjoso.

Tradicionalmente la tarta red velvet se cubre con un glaseado de queso crema, pero a mis hijos no les hace mucha gracia (¡el queso es para los nachos, mamá!), así que decidí rellenarla y cubrirla con Nutella y la combinación es fantástica.

Espero que os guste. ¡Oh! y no os preocupéis por los zombis, no muerden.

Red Velvet

Como he dicho antes, el pastel que hice era pequeño, así dividí la receta y usé un molde de 20 cm (8 pulgadas). La verdad es que es muy fácil si usamos las medidas de tazas y cucharadas en lugar de los pesos.

Ingredientes

  • 2 ½ tazas (250 gramos) de harina de repostería cernida
  • ½ cucharadita de sal
  • 2 cucharadas (15 gramos) de cacao en polvo
  • ½ taza (113 gramos) de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
  • 1 ½ tazas (300 gramos) de azúcar
  • 2 huevos grandes
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 taza (240 ml) de buttermilk
  • 2 cucharadas de colorante rojo líquido
  • 1 cucharadita de vinagre blanco destilado
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio

P1100583

Procedimiento

Precalentamos el horno a 350 º F (175 º C). Engrasamos dos moldes redondos de 23 cm (9 pulgadas) y cubrimos las bases con papel pergamino. Reservamos.

En un tazón cernimos la harina, la sal y el cacao en polvo. Reservamos.

Batimos la mantequilla hasta que esté suave (1-2 minutos). Añadimos el azúcar y batimos hasta que esté suave y esponjosa (2-3 minutos). Añadimos los huevos, uno a la vez, batiendo bien después de cada adición. Raspamos los lados del tazón si es necesario. Agregamos el extracto de vainilla y batimos hasta que se mezclen bien.

En una taza de medir mezclamos el buttermilk con el colorante rojo. Con la batidora a baja velocidad, agregamos alternativamente la mezcla de harina y el buttermilk en tres adiciones, comenzando y terminando con la harina.

En una taza pequeña mezclamos el vinagre y el bicarbonato de soda. Dejamos que la mezcla espumee por un segundo y luego rápidamente lo añadimos a la masa del pastel y mezclamos con movimientos envolventes.

Dividimos rápidamente la masa entre los dos moldes y alisamos la parte superior. Horneamos  durante unos 25-30 minutos, o hasta que al insertar un palillo en el centro, éste salga limpio. Dejamos los pasteles en sus moldes sobre una rejilla durante 10 minutos. Una vez que se hayan enfriado completamente, los envolvemos en plástico y los metemos en la nevera por lo menos una hora (o toda noche) antes de rellenarlos y decorarlos.

¡Qué aproveche!

Receta de Joy of baking

4 thoughts on “Tarta Red Velvet

OK, let's talk

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s