Añadamos vida a los días cuando no podamos agregar días a la vida

Hoy voy a hacer un inciso en mi serie de blogs panameños y publicar un post que lleva ya varias semanas forjándose.

En septiembre mi hija Isabel me comentaba con lágrimas en los ojos sobre la nueva canción que Taylor Swift, una de sus cantantes favoritas, había cantado en una gala. La canción estaba dedicada a un niño que había muerto de cáncer llamado Ronan.

Al principio no le hice mucho caso porque, para ser sincera, pensé que no era más que un truco publicitario. Sin embargo, como ella me seguía insistiendo sobre que era verdad, decidí buscar en google y llegar al fondo del asunto.

Al final yo misma terminé llorando frente a la pantalla de mi ordenador mientras leía el blog que la madre de Ronan lleva escribiendo en wordpress desde que a su hijo le diagnosticaron un  Neuroblastoma (una forma de cáncer que afecta principalmente a los niños) en agosto del 2010.

Maya Thompson abre su corazón en cada post y nos transmite sus esperanzas, su rabia, su dolor. Tras la muerte de Ronan, Maya y su grupo de ángeles crean una fundación dedicada a encontrar una cura para el neuroblastoma, The Ronan Thompson Foundation, y su inagotable labor la ha llevado a convertirse en un símbolo para todas aquellas madres que han perdido a un hijo o que tienen hijos enfermos.

Gracias a la fuerza de su blog su historia llegó a oídos de Taylor Swift quien compuso esta hermosa canción con frases sacadas de los posts de Maya. Cada vez que la escucho se me parte el corazón, no sólo por el sufrimiento de Maya, sino también por la incertidumbre y el miedo que me da pensar en que algo así pueda sucederle a alguno de mis hijos.

Como he dicho antes, Maya se ha convertido en una especie de celebridad en la lucha contra el cáncer infantil, pero su caso no es el único; hay otras madres que luchan día a día con esta situación.

Anne-Dauphine, es la madre de  Thaïs, que con tan sólo 2 años fue diagnosticada con una enfermedad genética, leucodistrofia metacromática. Thaïs murió, pero antes de eso Anne-Dauphine prometió a su hija  que tendría una vida hermosa, una vida de la que pudiese estar orgullosa en la que no le faltaría jamás amor. Anne ha escrito un hermoso libro en el que cuenta su historia, la de Thaïs y su familia.

Para dar mi apoyo a estas y a otras valientes mujeres que permanecen en el anonimato y para alertar sobre la importancia de su causa he recurrido a las herramientas que tengo más a mano: Cocinar y escribir.

Rockstar Ronan’s cookies

Estas galletas van dedicadas a Ronan, a Thaïs  y a tantos niños que sufren por estas enfermedades. Con este post os invito a involucraros, colaborar y participar en las asociaciones y fundaciones que se dedican a luchar contra el cáncer infantil y otras enfermedades que roban a tantos niños su infancia.

Tardé mucho en hacerlas, de hecho la hice y re-hice varias veces. Ya sé que no son perfectas, pero el tiempo que invertí en hacerlas, con mis hijos revoloteando a mi alrededor intentando hacerse con alguna, me sirvió para estar agradecida por tenerlos y también para sentirme más cerca de Maya y de su pequeño Rockstar.

En estos sitios podéis informaros sobre la Fundación de Ronan, el blog de Maya y el libro de Anne-Dauphine. Y aquí podéis descargaros la canción Taylor Swift en iTunes, Maya aparece como coautora y sus beneficios van a la Fundación de Ronan.

¡Gracias!

OK, let's talk

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s