Bavarois de naraja JMJ

Como muchos de vosotros sabéis este año la vigésimo sexta Jornada Mundial de la Juventud se celebra en Madrid.  Así que he querido conmemorar este feliz evento, además de participando en sus actos, cocinando.

La receta de hoy es en honor de Su Santidad, el Papa Benedicto XVI pero con un toque español: el agua de flor de azahar.

¡Espero que os guste!

La receta es del libro de Julia Child “Dominar el arte de la cocina francesa” (si, el de la película Julie & Julia). Al principio, todas las instrucciones asustan un poco, pero una vez que comencéis a cocinar, veréis que  no es tan difícil como puede parecer.

En palabras de Julia Child, la Crema bávara es “un postre tan hermoso de ver como lo es de comer”, así que animaros a hacerlo en casa.

Ingredientes

 El sabor a naranja

 2 naranjas grandes de piel  fina y brillante
 Dos terrones de azúcar
 1 ½ cucharada (1 ½ paquetes) de gelatina

 Natillas

 7 yemas de huevo
 1 taza de azúcar
 2 cdta. maicena
 1 ½ tazas de leche hirviendo

 Las claras de huevo

 5 claras de huevo
 Una pizca de sal
 1 cucharada de azúcar

 La crema batida y el toque final

 ½ taza de nata para montar, fría
 2 cucharadas de agua de azahar (si no lo encontráis, usad licor de naranja, como en la receta original)

  Procedimiento

Lavar y secar las naranjas. Uno a la vez, frotad la terrones de azúcar en las naranjas hasta que todos los lados estén impregnados con aceite de naranja. Romperlos en un tazón y rallad encima la piel de las naranjas. Exprimimos las naranjas, hasta obtener de  ½ a ¾  taza de zumo. Espolvorear la gelatina sobre el zumo de naranja y dejar a un lado para que se ablande.

Mezclar las yemas con el azúcar de naranja e incorporar poco a poco  el azúcar granulada y seguir batiendo durante 2 a 3 minutos hasta que la mezcla sea de color amarillo pálido. Añadimos ahora la maicena.

Añadir la leche hirviendo, despacio, en un chorrito muy fino, a la mezcla de yemas y azúcar. Ahora lo ponemos todo en una cacerola y calentamos a fuego moderado. Revolviendo con una  cuchara de madera hasta que espese lo suficiente para cubrirla ligeramente. Retiramos del fuego e inmediatamente añadimos el zumo de naranja con la gelatina, batiendo un poco hasta que la gelatina se haya disuelto completamente.

Batimos las claras de huevo y la sal hasta un punto de nieve suave, espolvoreamos con el azúcar y batimos nuevamente hasta que terminen de montarse. Usando una espátula de goma, doblamos las claras de huevo en la crema caliente. Después lo metemos en la nevera y lo mezclamos delicadamente varias veces mientras la mezcla se enfría, para evitar que se separe. Cuando esté fría y casi pero no del todo cuajada, añadimos el toque final.

Batimos la nata, hasta que doble su volumen y la añadimos junto con el agua de azahar o licor de naranja a la crema. Metemos la crema en un molde grande o varios pequeños, cubiertos de papel encerado.

Para desmoldar, quitamos el papel encerado y sumergimos el molde en agua muy caliente durante 1 segundo, pasamos un cuchillo alrededor del borde de la crema y le damos la vuelta en un plato frío. (Puede desmoldarse y refrigerar durante varias horas antes de servir.)

¡Qué aproveche!

 “Arraigados y edificados en Cristo, firmes en la Fe”

(cfr. Col 2, 7)

OK, let's talk

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s