Torre de pulpo a la gallega

Aunque el Pulpo a Feira es originario de Galicia, lo podemos comer en cualquier parte del país y yo diría que del mundo.  Es un plato muy fácil de hacer, eso sí, siempre que compremos el pulpo ya  cocido.  Si es fresco el proceso es un poco más largo porque para hacer que el pulpo esté más suave  lo mejor es congelarlo durante por lo menos 24 horas y después de descongelarlo. Hay que poner a hervir agua con sal y con la ayuda de un tenedor, meter el pulpo y dejarlo en el agua hirviendo durante 1 minuto, sacarlo, mantenerlo fuera 1 minuto y volver a empezar, 1 minuto hirviendo y 1 minuto fuera. Repetir esta operación 3 ó 4 veces más hasta que los tentáculos se enrosquen, finalmente hay que dejarlo hervir a fuego medio durante unos 45 minutos más o menos o hasta que esté tierno. En la misma  agua de cocer el pulpo, cocemos las patatas, peladas y cortadas en rodajas. Cuando estén  tiernas las sacamos, las escurrimos bien y las reservamos.

La receta de hoy es la de toda la vida, lo que cambia es la presentación, muy original y vistosa, aunque si queréis podéis servirlo de la manera tradicional, es decir sobre plato de madera, primero una capa de patatas, otra de pulpo, sal gorda, pimentón y chorretón de aceite de oliva. ¡Bo proveito!

Ingredientes

1 pulpo de unos 2 Kg.
½ kg. de patatas
Aceite de oliva virgen
Pimentón dulce y picante
Sal gruesa

Procedimiento

Como ya os he contado antes la manera de cocinar el pulpo y las patatas aquí os explico el montaje. Necesitaremos unos moldes redondos pequeños y altos (20 cm. de diámetro aproximadamente).

Cortamos el pulpo, las patas en rodajas y el cuerpo en trozos no muy grandes, con la ayuda de unas tijeras, ahora colocamos el molde sobre el plato en el que vayamos a servir, ponemos una capa de patatas, una de pulpo y condimentamos con sal gorda, pimentón y un chorrito de aceite de oliva, repetimos la operación hasta que lleguemos al borde, la última capa debe ser de pulpo, después de cada capa apretamos un poco con una cuchara para que quede más compacto. Justo antes de llevarlo a la mesa sacamos con cuidado el molde.

Normalmente el pulpo a la gallega se sirve a temperatura ambiente o tibio, pero en verano no es mala idea servirlo un poco fresco como entrante.

Espero que os guste.

OK, let's talk

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s